Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar con su visita, usted acepta el uso de cookies y nuestra política de privacidad. Acepto

Volver

Nuevo Instituto de Biofísica de la UPV con imágenes en metal perforado de IMAR

22/07/2016

La inauguración del Instituto de Biofísica de la UPV congregó a numerosas personalidades del ámbito político y científico del País Vasco como el lehendakari Inigo Urkullu o José Miguel Corres, presidente del Centro Superior de Investigaciones Científicas CSIC.

Un edificio que forma parte de un ambicioso proyecto impulsado por la propia Universidad del País Vasco (UPV) y el Parque tecnológico de Bizkaia que, bajo el nombre Parque Científico de la UPV, albergará para 2018 dieciséis edificios de baja altura que tienen el objetivo de generar un espacio de innovación y excelencia que impulse el empleo altamente cualificado.

El Instituto de Biofísica, proyecto elaborado por el estudio del arquitecto Eusebio Calvo Barranco, es una construcción de hormigón armado con losa maciza de siete pisos, dos de ellos sótano, que cuenta con paneles de aluminio perforado con imágenes en acabado lacado en cerramiento de balcones. Una solución singular y personalizada que representa a la perfección la finalidad del mismo.






Cabe destacar que la elección del arquitecto Calvo fue consecuencia de la amplia experiencia de su estudio en la construcción de instalaciones de carácter científico.

IMAR, por su parte, ha tenido el placer de trabajar en dos de los cuatro edificios ya construidos del citado complejo científico: el Instituto de Biofísica de la UPV y el Edificio Sede del Parque Científico, obra del arquitecto Gonzalo Carro de ACXT-IDOM. Este último, propiedad del Parque de Bizkaia, está destinado a albergar la incubadora de empresas, así como a alojar a instituciones y centros de investigación público o privados relacionados con la universidad. 

Un clima de encuentro entre universidad, ciencia y empresa pionero en Euskadi que también cuenta con un centro de investigación especializado en cambio climático, uno de los pocos a nivel europeo.


Por otra parte, el ya inaugurado Instituto de Biofísica -centro perteneciente a la Universidad y al Consejo Superior de Investigaciones Científicas- se establece como un lugar dedicado a la investigación que centra su labor en dar respuesta a problemas relacionados con la salud. Éste también cuenta con una zona destinada al alojamiento del personal docente e investigador que permitirá generar sinergias que impulsen la creación de empresas de base tecnológica. Un proyecto en el que IMAR también ha colaborado en la construcción de un cerramiento de zona privada con mallas de expandido en acabado lacado fijadas a bastidores que se puede observar a continuación.